viernes, 9 de noviembre de 2007

implantes, manías y fobias

el pasado es una cosa de esas que hay que comprender... ya sea que uno fue narco, puto o un helefante (con H y todo), el pasado no se puede olvidar... ahí está, escribiendo cosas en la sangre que se distribuyen en todo el cuerpo, provocándonos manías o alergias...

estoy aún entre decidirme si mi número favorito es el nueve o el uno, creo que me gustan las cosas que casi están al final o después del principio... pero no los finales ni los principios...

pensar es algo que no me gusta hacer, puedo terminar siendo hipócrita conmigo mismo y sin darme cuenta, como algunos veces me ha pasado en el pasado... pasado que es pasado pero sigue siendo siempre parte del presente... lo importante es el papel que tenga nuestro pasado en el presente... esa es mi escusa del día para las melancolías que le puede provocar a uno soñarse alguna loquera en la madrugada...

alguien publicó algo por ahí y me puse a pensar en senos artificiales, esos que están de moda entre las autoestimas de estos días... no tengo nada contra satisfacer las autoestimas o los ojos sociales (broma, me opongo rotundamente) pero si creo que los senos naturales son más jugosos y sabrosos sin importar tamaño...

mi superficialidad característica de todas maneras son los olores... y es que uno puede oler de una mujer todas sus partes y todas huelen diferente y tienen diferentes intensidades de olores... además todas huelen diferente...

lo natural es tan rico...

3 comentarios:

Murasaki dijo...

"Lo natural es tan rico..."

Sabia frase.

A veces quisiera viajar a alguno de esos pasados en los que la vida era más sencilla, más "natural"...me empalaga nuestra época. Todo es tan falso...

Julia Ardón dijo...

¿ sabés quién es esa?
La imagen de la primera diosa.
El cuerpo de la mujer vieja, así cargado de historia, de partos y de sabiduría, era idolatrado con toda su grasa, estrías y celulitis porque significaba la vida, la posibilidad humana de dar vida.
Eran tiempos antiguos, antes del antes, cuando en algunas sociedades se vivía en matriarcados, lo cual no quería decir que las mujeres mandaran, sino que las familias se organizaban alrededor de las abuelas...y hombres y mujeres no eran dueños de nada, ni de sus parejas, ni de sus hijos ni hijas, ni de la tierra, ni del agua, ni del aire...

te recomiendo buscar "Marija Gimbutas", es la antropóloga que descubrió estas cosas y explicó mejor le origen de esta imagen.

CAriños

meleobro dijo...

tuanis Julia!

la estatua se llama la Venus de Willendorf (fue una ancha pretención mezclar su significado con lo que hablo de la superficialidad en el texto)...

pocas veces me comentan de algunas imágenes...

buscaré sobre Marija Gimbutas es un tema muy interesante!