lunes, 25 de agosto de 2008

una manzana por un cigarro

soy un panda, nací panda... uno no escoge, osea, yo no quise ser un panda... de hecho que a veces siento extrañas corrientes, casi como s[no no, realmente no importa]

también tengo esas molestias licantrópicas, yo veo la luna y aullo, ya no me queda humanidad... soy un panda licántropo...

ya han pasado muchos cientos de años y mi ojo izquierdo aún sangra cuando recuerdo a la nena suicida contagiarme del desorden celular que desestabiliza las dimensiones a mi alrededor... problemas de su experimentación con la alquimia...

pero he aprendido a controlar todo eso de ser un panda+lobo y de que mis células constriñan las paredes de cualquier dimensión... uno termina siendo un bicho raro con la autoestima de un dios griego...

además he estado en el infierno, he ido al pasado, le dí un beso en la mejilla a Polly Magoo y lloré con la persona más rara que nacerá... ja, y tengo un blog... no es tan mala la enfermedad...

pero de todo eso, me atemoriza un poco mi longevidad, es un hecho que no soy una criatura inmortal, pero los años pasan en centenares y acá estoy, joven, inmutable e inexperto... mirando, aburriéndome, disfrutando, gritando, cojiendo, mordiendo, arañando, seduciendo, sonriendo...

¿de que sirve el puto futuro? si el futuro es tan fácil de adivinar... en cambio el presente es tan volátil, tan inestable, tan delicioso... tan disfrutable...

mis dientes son muy filosos, mis garras también son filosas... no necesito nada más... nada...

(una manzana por un cigarro)

2 comentarios:

A. Amador dijo...

Un panda licántropo? Que convinación más extraña... Siempre me he identificado con el licántropo, pero lo del panda para mí es algo nuevo

meleobro dijo...

AMADOR

mae es que hay cosas que se cuentan después... digamos que no tengo idea de porque después...