domingo, 15 de julio de 2007

le sancy

mi madre siempre cuenta con tono de chiste/historia eso de que yo de niño siempre andaba con un jabón... a todas partes iba con el puto jabón... mi madre dice que no había fuerza humana que pudiera arrebatarme el jabón sin que yo escupiera cenizas y diablos...

y yo algo recuerdo, pero honestamente no se que hacía, realmente era muy niño... en estos momentos pensaría que lo usaba para olerlo, ciertamente algunos jabones dan ganas de pegarles un mordisco, quizás lo chupaba en secreto...

un día mi abuela harta de mi extraño comportamiento tomó el jabón y lo lanzó lejos (estábamos en el parque de mi ciudad) y luego me compró un robotcillo azul... dicen que lloré por el puto jabón!

y tenía que ser un jabón Le Sancy, de manzanilla... o algún jabón actibacterial... lo que por cierto ayuda a la teoría de que quizás era por el olor...

estos días que vienen estaré ocupado y no podré ni leer ni comentar en los blogs que visito... con suerte todo termina el miércoles y tendré mi reader hasta el tope para cuando tenga tiempo...

he estado enfermo, de un virus raro... pero ya estoy mejor...

[today I swing...!]

7 comentarios:

Sirena dijo...

Me gustaría saber qué sensaciones te evoca la manzanilla ahora... sólo por curiosidad... Nunca había escuchado de un objeto transicional tan extraño como un jabón... Suerte con todo y que te mejorés pronto.

Denise dijo...

jajajaja... qué bueno, un jaboncito. Pobre, tu mamá de fijo estaba harta, pero tampoco es justificación!
Suerte con lo que tenés que hacer y te mantiene ocupado!

Murasaki dijo...

me llegó el olor del jabón ese...me acuerdo que era el que usábamos mi hermanillo y yo...

qué bueno que tu objeto inseparable fuera un jabón, muy original. Mi hermano tenía una almohadita que dios libre le tocaran. Mi mamá tuvo que conseguir un duplicado para cambiarsela mientras dormía y podérsela lavar

Suerte con todas tus ocupaciones y que estés mejor :-)

Gaby dijo...

que te mejores corazon y pues qui vamos a estar para cuando regreses....

por cierto te puse en un juego,checalo en mi blog, espero lo sigas... saludos!

itzpapalotl dijo...

Jaja yo tenía unos nueve años, el pelo largo lavado con ese jabón de manzanilla. Un día se me quedó enredado y tuve que pasar por la indignación de salir del baño para que mi mamá me ayudara a sacármelo de las mechas enjabonadas.

Tita dijo...

es mi impresión o usted me tiene en un estado total de abandono?

meleobro dijo...

[sirena]

pues que te diré! el olor me recuerda mi niñez, los momentos difíciles en especial... sin embargo me hace sentir tranquilo, pues de niño uno no controla algunas cosas, de adulto se controlan y punto, pero otras se descontrolan...

gracias por la suerte y deseos de salud!

[denise]

tuanis por la suerte! ha sido aprovechada... definitivamente mi madre mantiene hoy día la creencia de que alejarme de ese jabón fue para mi bienestar...

[murasaki]

ya estoy mejor y ahora desocupado por algún tiempo... tuanis!

definitivamente es un jabón importante para muchos...

y si... huele muy rico...

[gaby]

gracias! ok! pasaré por el juego para ver que tal...

[itzpapalotl]

interesante experiencia, recuerdo que ese jabón en especial se deshacía si uno lo dejaba mucho en agua, pero no como los demás jabones... quizá por la manzanilla...

[tita]

pues por esta semana abandoné a toda la blogosfera! tengo mi google reader LLENO... y tengo que ponerme al día...

estuve entre ocupado/enfermo... pero ya salí de eso física y mentalmente...