miércoles, 29 de octubre de 2008

tu blog me tiene exitado

alguien gritó y casi escribo Vanesa con doble ss... demasiada incomprensión...

ayer conocí a una holandesa de digamos 30 y algo de edad, ella no me conoció como yo hubiera querido pero igual entre tanto queso azul y vino con especies uno queda asustado de los dineros que dan los europeos a estas organizaciones ambientales [tres puntos] más que todo asustan estas cenas de gala con comidas que ni sabía que existían... me di gusto entre tanto olor extraño y tanta autoindulgencia de los extranjeros [alguien toca la puerta]... por dicha que no olvidé la camisa negra que me acerca a un encorbatado...

perseguí a la holandesa para olerla, pero me desvié y terminé junto a una pared...

descubrí que las hermanas comparten más que malas mañas, hay herencias genéticas como el olor (mi punto más importante de análisis) que se comparten tanto que asusta... me asusté dos veces...

me hace gracia que algunas personas esperen a que las "terminen" sus parejas sentimentales para empezar a darle gusto a curiosidades... por lo que el sábado vamos todos a un bar gay...

como conclusión al párrafo anterior, creo que la mayoría de personas enamoradas sustituyen el deseo por si mismos por un deseo a la otra persona... entonces dejan de llenar el saco de confites y bien que todos somos un saco... ¿vale la pena? que me responda alguna nena deidad inexistente pero bajo mi cobija que quiero arrancarle los calzones a mordiscos...

me exita tomar vino, tengo un hambre atroz...

5 comentarios:

Luzzie dijo...

wohO!!

Inga dijo...

Ese deseo no se acaba solo cambia de lugar...igual ke el amor

Adrián / cHoli / etc... dijo...

la autoindulgencia de los extranjeros que derrochan millones de euros en pobres organizaciones de tercer mundo... es, a mi juicio, sólo una forma de acallar la conciencia o de creerse mejores que los gringos.

por lo pronto, yo también quiero una nena deidad para arrancarle los calzones a mordiscos, mientras jura, que nunca me va a decir te amo.

monique dijo...

se vale oler

meleobro dijo...

LUZZIE

je.

INGA

todo es raro, el amor es raro y yo esperaría no ser tan raro... el amor de algunas personas es más raro que el de otras... es un tema de esos...

ADRIAN

eso de obviar los te amo es importantísimo con las cosas que no existen, como estas tales deidades que existen solo cuando les da la gana... pensarlo aterra pero es increíble... bien dicho.

MONIQUE

M.