miércoles, 8 de abril de 2009

me duelen los dientes

el otro día me dijeron: "pues te vas a quedar solo si sigues rechazando todo..."

y pensé: "hm..."

y luego una mano tenebrosa desde atrás mío cubre mis ojos y dice: "adivina quien soy..."

y yo, no dije nada... es trivial esto de las manos entre amigos cercanos o medio cercanos que quieren darte una breve sorpresa porque se supone que es sorpresivo que la persona que te tapa los ojos esté contigo en ese preciso momento, se supone que no debería estar contigo, por eso es sorpresivo... pero mi mamá me enseñó a no confiar en lo que no tiene olor...

el tiempo no tiene olor, el miedo no tiene olor, la tristeza no tiene olor...

una persona desconocida me miraba con una cámara fotográfica y clic y pensó: "idiota..."

yo pensé: "hm..."

las manos eran suaves, se sentían rico, con esa calidez que solo los buenos muertos recuerdos de viejos muertos conocidos pueden traer... los muertos desconocidos poco importan cuando hace tanto calor como hoy...

y además no se puede recordar lo que no se ha vivido, pero sobre esto de los recuerdos pues aclaro que los recuerdos si tienen olor... claro que lo tienen...

¿?: no, no lo tienen, no seas idiota....

yo: ah? quién sos?

¿?: no te hagas el imbécil...

yo: puto panda de mierda, que susto me has pegado...

el panda: adivina de una vez, no seas pendejo...

yo: no es pendejez, solamente que desde que inició abril sabía que en cualquier momento aparecería...

2 comentarios:

Diego Zúñiga dijo...

Esta entrada está genial! Estás metidisimo en el personaje de tu blog!

Adrián / cHoli / etc... dijo...

hm...

no sé. hace mucho tiempo era julio un mes tenebroso...